Saltar al contenido

Porque mi renault logan pierde fuerza

porque mi renault logan pierde fuerza

Tabla de contenidos

Posibles causas por las que mi Renault Logan pierde fuerza

El Renault Logan es un auto confiable que suele durar mucho si se le realizan los mantenimientos adecuados. Sin embargo, con el paso del tiempo es normal que empiece a perder su fuerza al acelerar.

Ahora te explicaremos a profundidad las razones más frecuentes por las que un Renault Logan puede presentar pérdida de potencia, para que identifiques el problema y lo soluciones.

El filtro de aire está obstruido

Uno de los elementos más importantes para que el motor funcione correctamente es el filtro de aire. Este se encarga de filtrar el aire que ingresa al mismo antes de que se produzca la combustión.

Cuando el filtro de aire se satura de partículas, esto dificulta el paso de aire y causa falta de potencia. Lo recomendable es revisarlo y cambiarlo cada 20,000 km aproximadamente.

Es importante verificar que no haya obstrucciones en la rejilla de entrada de aire al caballo de fuerza. Esto también limita el flujo de aire y afecta el rendimiento.

Problemas en el sistema de inyección

El sistema de inyección electrónica es el encargado de regular la cantidad de combustible que entra en el motor. Cuando sus componentes se desgastan o ensucian, pueden generar fallas.

Uno de los problemas más comunes es la acumulación de residuos en los inyectores, que dosifican la gasolina en el colector de admisión. Esto causa inconsistencia en la mezcla aire/combustible.

También es importante revisar el funcionamiento de los sensores de oxígeno (O2) y de temperatura del agua del motor. Si están sucios o dañados, enviarán información errónea al módulo de control de inyección.

Bujías en mal estado

Las bujías son componentes fundamentales ya que inician la combustión del combustible en el interior del motor. Con el uso, se van desgastando y reduce su capacidad de encendido.

Es recomendable verificar el estado de las bujías entre los 30.000 y 60.000 km. Cuando ya no encienden bien o presentan depósitos en su electrodo, es hora de cambiarlas. Esto permite reiniciar la potencia.

También conviene medir periódicamente la apertura de válvulas para garantizar los tiempos de encendido. Problemas en la distribución afectan el rendimiento del motor y generan falla en la fuerza.

Diferenciales gastados

En el caso de los Renault Logan de tracción 4×4, es importante revisar el estado de los diferenciales central y delantero.

Con el uso, las juntas y piñones de estos componentes se van desgastando, lo que provoca la pérdida de la transferencia adecuada de fuerza entre ejes.

Síntomas como tracción deficiente en las 4 ruedas y ruidos al girar pueden indicar diferenciales gastados. Cambiarlos por unos nuevos mejora notablemente la potencia general del vehículo.

Fallas en el sistema de escape

Cuando el sistema de escape está obstruido, los gases que expulsa el motor al desprenderse de la cámara de combustión tienen dificultades para salir.

Esto genera una contracción que limita el ingreso de aire fresco, afectando el rendimiento del motor. Limpiar periódicamente el tubo de escape es fundamental.

También es importante revisar el catalizador y silenciador, ya que el depósito de hollín o suciedad en estos componentes reduce la liberación eficaz de los gases de escape.

Espero que identificando la causa raíz del problema, puedas solucionar la pérdida de fuerza en tu Renault Logan de manera efectiva. Lo fundamental es la prevención con revisiones periódicas.